Hoy es el día Internacional del Orgullo LTGB.13501680_1039901532745167_5959521234683422564_n

Hace más de una década desde la aprobación de la ley de matrimonio igualitario que posibilitó el matrimonio entre personas del mismo sexo, aprobada por el Congreso de los Diputados el 30 de junio de 2005, y que entró en vigor el 3 de julio de ese año. Una ley del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero que vino a reconocer el derecho de cualquier ciudadano y ciudadana a contraer matrimonio con quien quisiera, con los mismos derechos.
Un pequeño cambio legal que tanta felicidad y dignidad trajo para millones de personas, y que supuso el fin de la discriminación legal hacia lesbianas y gais, así como la culminación de una larga lucha de los colectivos LGTB en favor de la igualdad y los derechos civiles. Una ley, que no olvidamos, fue recurrida por el partido popular ante el Tribunal Constitucional para impedir su vigencia, que vio como esta pretensión fue rotundamente rechazada 7 años después por el Alto Tribunal. Una ley, que junto a otras iniciativas como la ley de Identidad de Género o el resarcimiento moral y económico de los represaliados del franquismo por su orientación sexual e identidad de género, pusieron de manifiesto el claro compromiso del partido socialista con los derechos LGTBI. Un compromiso que se impulsó en 1998 con la constitución del grupo federal de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales del PSOE, y que permanece inalterable y firme en la actualidad.
Este impulso histórico de los derechos civiles no habría sido posible sin la labor desarrollada durante años por nuestro compañero recientemente fallecido Pedro Zerolo, un activista socialista que ejemplifica el compromiso de las mujeres y hombres socialistas con la igualdad, la justicia social y los derechos civiles. Y cuyo legado nos anima a seguir comprometidos permanentemente con las reivindicaciones de los movimientos sociales en demandan una sociedad más justa, igualitaria y diversa.
Somos conscientes de que aún queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad efectiva de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Pero en Andalucía, los y las socialistas siempre hemos defendido el derecho a la identidad de género, a que ninguna persona pueda ser objeto de discriminación con motivo de su identidad de género. Y vamos a seguir esforzándonos en garantizar los derechos LGTB y la erradicación de la lgtbfobia en Andalucía.
Y queremos recordar la aprobación en el Parlamento andaluz de la primera ley autonómica que regula el derecho a la autodeterminación de género y a la identidad de género, sin necesidad de pasar previamente las pruebas psicofísicas que sí se exigen en otras comunidades autónomas. Una ley andaluz que incluye medidas para asegurar la atención educativa, social, familiar y sanitaria.

Desde el grupo socialista de Herrera hemos solicitado al grupo de gobierno la colocación en este día de la bandera arcoíris o LGTB en nuestro ayuntamiento como muestra de apoyo con este colectivo y que con este gesto se muestre el compromiso con la igualdad en la diversidad sexual, libertad, respeto y tolerancia del pueblo de Herrera desde nuestro consistorio.

13557738_1039901526078501_8250490191322652595_n